Dia 2 – tiger temple y erawan waterfalls (parte 2)

 

 

 

Dia 2 – Tiger Temple y Erawan Waterfalls (Parte 2)

Dia 2 – Tiger Temple y Erawan Waterfalls (Parte 2)

Las 12 de la mañana y aun nos quedan un montón de cosas por delante, como no es plan de agobiarnos vamos a lo inmediatamente siguiente, las cataratas Erawan, por Internet me dio la sensación que era uno de esos sitios que la gente omite por no ser tan turísticos pero que en realidad son una pequeña joya y no me equivoque.

 

Para llegar al parque natural donde están las cataratas tenemos unos 45 minutos de carreteras con curvas y cuestas bastante impresionantes. Una vez dentro del recinto en la parte del parking podemos encontrar todo tipo de tiendas y restaurantes que serán los únicos que veréis en todo el parque, así que si necesitáis algo ya sabéis…

Nada mas aparcar nos encontramos con la chica que nos atendió el día anterior que muy amablemente se había ofrecido para enseñarnos el parque y explicarnos cual es el funcionamiento del mismo. Las cataratas están divididas en siete niveles y sus aguas descienden en total unos 1500m, el parque dispone de un área de mas de 500Km cuadrados y el 75% de su superficie son arboles, vamos todo un paraíso natural, en parte gracias a la cantidad de guardas que hay vigilando para que la gente no haga animaladas.

Nosotros subimos hasta la sexta ya que esa misma noche había llovido y estaba todo el “camino” (por llamarlo de alguna forma) encharcado y era un poco peligroso por según que puntos pasar. Una vez llegamos a lo alto comenzamos a bajar no sin antes bañarnos en todos y cada uno de los niveles.

Algo bastante curioso es que en todos los niveles hay peces spa, estos que se comen la piel muerta, por lo que si te quedas mas de dos segundos quieto vendrán cual piraña a devorarte. Realmente no hacen ningún daño pero la sensación sobretodo al principio es un pelin asquerosa.

Cuando llegamos abajo nos esperaba nuestro chófer para llevarnos de vuelta a Kanchanaburi, le pedimos que nos llevara a su oficina para hacer el cambio de dinero y comentarles a ver que opciones teníamos para ir a Ayutthaya ya que se nos había hecho un poco tarde para ir en bus. Después de hablarlo con ellos nos hicieron un buen precio y decidimos ir con ellos.

Llegamos a las 23h a nuestro destino y eso teniendo en cuenta que nos habíamos ahorrado 2 horas frente al autobús… hicimos el check-in en el hotel y como ya era demasiado tarde para ir a cenar a ningún lado decidimos aprovechar la piscina de el hotel que cerraban a las 24. Tras un baño realmente reconfortante nos pusimos rumbo al único sitio donde íbamos a poder cenar a esas horas, si señores un 7 eleven. Cogimos la comida nos la calentaron y nos fuimos al hotel a cenar… mala idea muy mala.

 

Mientras cenábamos empezamos a ver pequeños moradores que aparecían de los zócalos, llegamos a contar 4 al que hacia el numero 5 baje a recepción y le indique la situación al de recepción. Muy amablemente me ofrecieron un cambio de habitación a un piso diferente donde no encontramos ni un solo bicho así que con la tontería el día acabo a las 3 de la mañana y mañana toca madrugar de nuevo… buen comienzo si señor!!!

Share this:

Share this:

  • Se acabaron las vacaciones en Formentera
  • UP, ¿Una película para niños?
  • Gadget de la semana revelado (XXVII)
  • Bakuman
  • Se acabaron las vacaciones en Formentera

    UP, ¿Una película para niños?

     

    Gadget de la semana revelado (XXVII)

    Bakuman

    Las 12 de la mañana y aun nos quedan un montón de cosas por delante, como no es plan de agobiarnos vamos a lo inmediatamente siguiente, las cataratas Erawan, por Internet me dio la sensación que era uno de esos sitios que la gente omite por no ser tan turísticos pero que en realidad son una pequeña joya y no me equivoque.

    Para llegar al parque natural donde están las cataratas tenemos unos 45 minutos de carreteras con curvas y cuestas bastante impresionantes. Una vez dentro del recinto en la parte del parking podemos encontrar todo tipo de tiendas y restaurantes que serán los únicos que veréis en todo el parque, así que si necesitáis algo ya sabéis…

    Nada mas aparcar nos encontramos con la chica que nos atendió el día anterior que muy amablemente se había ofrecido para enseñarnos el parque y explicarnos cual es el funcionamiento del mismo. Las cataratas están divididas en siete niveles y sus aguas descienden en total unos 1500m, el parque dispone de un área de mas de 500Km cuadrados y el 75% de su superficie son arboles, vamos todo un paraíso natural, en parte gracias a la cantidad de guardas que hay vigilando para que la gente no haga animaladas.

    Nosotros subimos hasta la sexta ya que esa misma noche había llovido y estaba todo el “camino” (por llamarlo de alguna forma) encharcado y era un poco peligroso por según que puntos pasar. Una vez llegamos a lo alto comenzamos a bajar no sin antes bañarnos en todos y cada uno de los niveles.

    Algo bastante curioso es que en todos los niveles hay peces spa, estos que se comen la piel muerta, por lo que si te quedas mas de dos segundos quieto vendrán cual piraña a devorarte. Realmente no hacen ningún daño pero la sensación sobretodo al principio es un pelin asquerosa.

    Cuando llegamos abajo nos esperaba nuestro chófer para llevarnos de vuelta a Kanchanaburi, le pedimos que nos llevara a su oficina para hacer el cambio de dinero y comentarles a ver que opciones teníamos para ir a Ayutthaya ya que se nos había hecho un poco tarde para ir en bus. Después de hablarlo con ellos nos hicieron un buen precio y decidimos ir con ellos. Todos sobre el antiguo egipto

    Llegamos a las 23h a nuestro destino y eso teniendo en cuenta que nos habíamos ahorrado 2 horas frente al autobús… hicimos el check-in en el hotel y como ya era demasiado tarde para ir a cenar a ningún lado decidimos aprovechar la piscina de el hotel que cerraban a las 24. Tras un baño realmente reconfortante nos pusimos rumbo al único sitio donde íbamos a poder cenar a esas horas, si señores un 7 eleven. Cogimos la comida nos la calentaron y nos fuimos al hotel a cenar… mala idea muy mala.

    Mientras cenábamos empezamos a ver pequeños moradores que aparecían de los zócalos, llegamos a contar 4 al que hacia el numero 5 baje a recepción y le indique la situación al de recepción. Muy amablemente me ofrecieron un cambio de habitación a un piso diferente donde no encontramos ni un solo bicho así que con la tontería el día acabo a las 3 de la mañana y mañana toca madrugar de nuevo… buen comienzo si señor!!!

     

    Share this:

    Share this:

  • Se acabaron las vacaciones en Formentera
  • UP, ¿Una película para niños?
  • Gadget de la semana revelado (XXVII)
  • Bakuman
  • Se acabaron las vacaciones en Formentera

    UP, ¿Una película para niños?

    Gadget de la semana revelado (XXVII)

    Bakuman

    Share this:

    Share this:

     

     

    Update cookies preferences